•  Audio Semanal



  •  Publicidad
Examinando las Escrituras Diariamente

Texto del Jueves 24 de abril de 2014

No está bien que el hombre esté solo. Voy a hacerle alguien que lo acompañe y lo ayude (Gén. 2:18, Traducción en lenguaje actual)

Jehová lo sabe todo sobre el matrimonio y los seres humanos. Fue él quien les implantó los deseos sexuales para que cumplieran este mandato: “Sean fructíferos y háganse muchos” (Gén. 1:28). Además, comprende los sentimientos de soledad, pues antes de crear a la primera mujer dijo las palabras del texto de hoy. Jehová también conoce muy bien las alegrías que el matrimonio puede traer (Prov. 5:15-18). Debido al pecado, ningún matrimonio es perfecto. Pero los siervos de Jehová que están casados pueden ser muy felices si siguen las pautas de la Palabra de Dios. Tomemos, por ejemplo, los claros consejos de Pablo en cuanto a las relaciones sexuales (1 Cor. 7:1-5). Las Escrituras no exigen que la única finalidad del sexo en el matrimonio sea tener hijos, pues también permite satisfacer las necesidades emocionales y físicas de ambos cónyuges. Sin embargo, está claro que Dios desaprueba las prácticas antinaturales. w12 15/5 1:9, 10





>>>>> Comenta Sobre el Texto del Día<<<<<


Texto del Año 2014:

"“Venga tu reino.” (Mateo 6:10)."